celusucio

La acción de lavarse las manos es la medida sanitaria más importante para la prevención de enfermedades. Tanto, que hasta tiene su Día Mundial. Fue este domingo, 15 de octubre. Y no es un capricho. La Organización Mundial de la Salud dice que hacerlo puede reducir un 50% las enfermedades infantiles y evitar la muerte por diarrea o neumonía.

 



Lo advierte un estudio de la UADE que comparó esos contaminantes con los presentes en 35 baños del conurbano bonaerense.

La pantalla del celular puede ser un riesgo para la salud si no nos lavamos las manos con frecuencia.

Pero esa higiene de entre 30 y 45 segundos -o equivalente a cantar dos veces el "Feliz Cumpleaños", como dice en su spot el Ministerio de Salud de la Nación- no sería suficiente por dos amenazas constantes: la pantalla del celular y el teclado de la PC.

Un estudio realizado por investigadores de la carrera Ingeniería en Alimentos de la Fundación UADE demostró que esos dispositivos tienen más bacterias que un inodoro.

El estudio afirma que presentan niveles de suciedad biológica mayores que, específicamente, en el interior y en la tapa del inodoro. Aunque un análisis microbiológico también determinó que la gran mayoría de los contaminantes de las muestras son bacterias aerobias mesófilas: que se encuentran en el ambiente.

Si estaban en la pantalla del celular y en el teclado de la computadora es porque se descuidó el lavado de manos después de estornudar y de utilizar el baño.

Para comparar los resultados de la investigación se realizaron más de 250 hisopados en 35 baños del conurbano bonaerense midiendo la contaminación por el método de Bioluminiscencia, que detecta contaminantes y suciedad presente con actividad biológica en las muestras.

La contaminación se mide en Unidades Relativas de Luz (RLU); cuanto mayor es la actividad biológica (dada, por ejemplo, por hongos o bacterias) mayor es el índice RLU.

Los niveles de RLU encontrados en el teclado de la PC o el celular tienen índices muy elevados, incluso superiores a los observados en el interior y en la tapa de un inodoro.

A su vez, el elemento que se instala en el primer puesto del ránking es el botón del inodoro, demostrando que justamente con nuestras propias manos estamos transportando una gran cantidad de bacterias.

En el estudio realizado por UADE también se analizaron los valores de RLU encontrados en más de 30 manos, observando que las muestras presentaban altos niveles de suciedad biológica, incluso en algunos casos más elevados que los observados en la escobilla del baño.

La buena noticia --sostienen los investigadores--es que luego del lavado de manos con jabón, se logran nuevamente valores aceptables inferiores a 20 RLU.

El estudio también advierte que no es recomendable una "limpieza excesiva y obsesiva, ya que hay muchos microbios que colaboran con nuestras actividades metabólicas". Pero sí es indispensable este mínimo acto de higiene para reducir los riesgos de enfermarnos por la contaminación microbiana a través de dos dispositivos que usamos constantemente.

 

© Copyright Todos los Derechos Reservado a Ituzaingo Noticias  Ι  Ituzaingó Corrientes.