Valdes Pastera 

En una entrevista con Télam, el gobernador defendió su proyecto de industrialización de la madera. Destacó la “relación madura” que tiene con Macri, a quien definió como “el político más importante del país”, y le puso una buena nota a “algunos aspectos de la economía”.

 

 

El gobernador Gustavo Valdés dijo que hay interés de “empresas e inversionistas” para instalar una industria pastera en Corrientes, ya que no se pueden tener “550.000 hectáreas forestadas y no hacer un aprovechamiento de ello”. “Tenemos que trabajar mucho para industrializar nuestro producto. China está interesada en comprarnos toda la producción de la pastera y financiarla”, afirmó el gobernador en una entrevista con Télam.
“Corrientes tiene la posibilidad de instalar tres industrias pasteras, que generarían 2.000 fuentes de trabajo directo. Es la primera vez que podemos hablar con un Gobierno nacional sobre decisiones importantes para nosotros, como la Mesa Forestal que ha creado el presidente [Mauricio Macri] y de hablar de una ley de promoción industrial para la madera, exclusiva para nuestra zona”, señaló el mandatario.
Valdés criticó la política energética del kirchnerismo y dijo que hoy se necesita “recuperar las tarifas”. Marcó que, “antes, pagaba [las tarifas] el pueblo argentino a través de un déficit que llegaba a los 10.000 millones de dólares. Ahora, para generar más energía, si no tenés tarifas, no habrá ningún privado que decida invertir”, analizó, y destacó que “el 60 por ciento de los usuarios de Corrientes tiene tarifa social”.
En el diálogo con los corresponsales de Télam, Valdés reiteró su reclamo por las regalías de la represa hidroeléctrica Yacyretá que, a su criterio, corresponden a Corrientes, y puso énfasis en que con el gobierno de Macri tiene “una relación madura. Por supuesto, hay veces que nos pueden ayudar, que pueden invertir y hay veces que, por más que se quiera, no se puede. Me parece que hubo un cambio en la forma de tratar los problemas de los correntinos con este Gobierno nacional”, consideró.

—¿Cómo impacta en Corrientes la crisis cambiaria atravesada en las últimas semanas?
—Creo que todos tenemos que colaborar para lograr la estabilidad del país, de nada sirve que haya un Gobierno nacional que todos los días esté trabajando para enderezar el rumbo económico y que las provincias no colaboren para resolver la crisis. Nosotros vamos acompañar al Gobierno nacional en las políticas económicas.
—¿Cómo cree que influye el valor del dólar en la economía regional?
—Mejora la situación porque hace nuestros productos más competitivos en el mundo. En el mercado interno es más complejo. La industria textil está pasando un mal momento, por la apertura de la importación. Cuando nosotros hablamos de que abrimos la economía, mejora la competencia. Nuestros productos comienzan a competir con los de afuera y eso implica tener una economía muy competitiva. Hacía mucho tiempo que no veíamos crecer a la industria en algunos aspectos. Creo que el Gobierno tiene una muy buena nota en algunos aspectos de la economía.
—¿Qué opina de la situación Inflacionaria?
—La meta del Gobierno es del 15 por ciento de inflación, pero hoy, por cierto, está por arriba. No obstante, hoy se sabe cuánto es la inflación, antes tuvo que salir un índice de precios del Congreso porque el Poder Ejecutivo mentía y no se sabía cuánto era. Hoy podemos hablar que puede haber entre un 15 y un 25 de inflación. Este es uno de los grandes flagelos del país y creo que es la primera vez que se está tratando de bajarla con recetas a largo plazo, que sean consensuadas y puedan tener un efecto positivo.
—¿Qué ganó y qué perdió Corrientes con el Pacto Fiscal?
—Mejor dicho, qué ganamos o perdemos los correntinos. Creo que nos beneficiamos todos y fomentamos la generación de empleo, porque no podemos seguir con los actuales niveles de impuestos sobre nuestra gente. El Estado adecua sus impuestos, pero tendría que tener un correlato de precios para el ciudadano porque, si seguimos cargando impuestos a las empresas, va a llegar un momento que no las vamos a tener porque vamos a tener son precios compuestos en un 60 por ciento por impuestos. Es un primer paso y hay que tener racionalidad en el gasto.
—¿Cómo es, a nivel provincial, la relación actual con la oposición?
—Es muy buena; converso con todos los sectores, más allá de los intereses partidarios.
—¿Lo ve al presidente Mauricio Macri reelecto?
—Creo que el presidente Macri hoy, sin lugar a dudas, es el político más importante de la Argentina. La Argentina no tendría el prestigio internacional que tiene si no hubiéramos tenido una política de tornar razonable a la economía.
—¿El radicalismo está teniendo mayor protagonismo en Cambiemos?
—Creo que sí, hoy el radicalismo tiene muy buenos dirigentes, al igual que la Coalición Cívica y el PRO. Tenemos que conversar y hacer que el país sea viable y generar riqueza para tener un país normal.